Una pequeña parte de…

Hoy en ¿qué ves? ¿Qué imaginas? vamos a jugar a un juego diferente, pero muy divertido.

Cuando estudiaba periodismo, el profesor de fotografía (sí, en periodismo se estudia fotografía) nos mandó hacer un trabajo que consistía en sacar varias instantáneas de algo no mostrando exactamente qué era ese algo. Como jugar a las adivinanzas. Sacas una fotografía de una parte de ese algo y ya, después, el algo al completo.

Vamos a empezar entonces. Nos lo pasaremos bien.

Ahí va la primera foto del juego. ¿Qué veis?

F1 Sigue leyendo

Anuncios

La curiosidad mató al gato, pero la satisfacción lo trajo de vuelta

Desde pequeña, siempre he oído ese refrán que dice que “la curiosidad mató al gato”. Una forma de indicarnos que no fuéramos indiscretos, entrometidos o cotillas. Pero también, desde bien pequeña, yo siempre he apuntado que “la satisfacción lo trajo de vuelta”. Y es que así lo creo.

Cierto que hay diferentes tipos de curiosidad: la sana y la malsana. De la última, la malsana, no voy a decir nada, pues todos sabemos en qué consiste y para qué sirve, que no suele ser para nada bueno. Voy a hablar de la primera, de la curiosidad por observar, descubrir, descifrar, investigar y explorar. Ver más allá de lo que a simple vista se nos presenta. No conformarnos.

curiosidad_gato2

Cuando empecé Sociología, muchos eran los profesores que nos decían que para ser un buen sociólogo era importante saber observar y ser muy curioso. Después, en periodismo, otros dijeron lo mismo. Un periodista debe indagar, preguntar, curiosear… En ambos casos uno debe plantarse el porqué de las cosas. Como escritor, añado que es muy importante ser curioso y tantear qué hay más allá de lo que vemos. Así pueden nacer estupendas historias. No conformarse con lo que la supuesta realidad nos regala e investigar y escarbar un poco más. Soplar el polvo que la cubre y así averiguar cosas interesantísimas que, de otro modo, nunca hubiéramos descubierto. Si seguís leyendo, entenderéis mejor a qué me refiero. Sigue leyendo

La magia de los cementerios

cementerio-comillas

Cementerio de Comillas (Cantabria)

Los cementerios suelen ser lugares temidos por lo que significan y representan, y también amenazadores por todas las leyendas, historias y fábulas que se les asocian. A mí, cierto temor también me producen, no os voy a engañar, pero me encantan. Los cementerios tienen una magia especial que es para mí como un imán. Me gusta pasear por ellos, ver las tumbas y los panteones, quiénes lo habitan, etc.

Puede parecer una afición descabellada, macabra y tétrica, pero nada más lejos de la realidad. Creo que en los camposantos hay magia y belleza. El arte funerario, en el que muy pocos reparan, convierte tumbas, mausoleos, criptas y panteones en verdaderas joyas de la arquitectura, la iconografía y la escultura. Además pueden ser una excelente fuente de inspiración para crear buenas historias.
Sigue leyendo

5 normas básicas para que vuestro blog no caiga en el olvido

Teclas (http://mrg.bz/oodY99)La entrada de hoy va a estar dedicada a 5 normas básicas para que vuestro blog, si ya tenéis uno o por si decidís hacer alguno en el futuro, tenga mejores resultados. Yo no sé de posicionamiento e indexación por lo que no son consejos dirigidos a un mejor posicionamiento SEO, pero hay errores que debemos evitar si queremos que los buscadores como Google no nos lancen al olvido.

La mayoría de estos consejos se basan en el sentido común, tan olvidado últimamente, que debería de ser estudiado de forma obligatoria en escuelas, colegios e institutos. Sigue leyendo

Un lugar especial en ¿Qué ves? ¿Qué imaginas?

Tras las entradas complejas y un tanto pesimistas de semanas anteriores, ha llegado el momento de olvidar y soñar. De volver a ver una imagen, verla de verdad, y luego dejar volar nuestra imaginación. Ya os dije que la sección ¿Qué ves? ¿Qué imaginas? nos daría mucho juego.

Hoy os traigo la fotografía de un lugar especial para que nuestra mente abandone los quehaceres diarios por un momento y se marche lejos. ¿Dónde? A donde queráis porque sólo depende de vosotros el sitio elegido para viajar y perderos por un instante.

La siguiente fotografía, tomada hace un par de años, tiene mucho que ver con una cueva que está muy de moda últimamente gracias a una película de Alex de la Iglesia.

Zugarramurdi (Navarra)

Sigue leyendo

Nueva sección: ¿Qué ves? ¿Qué imaginas?

Hola a todos tras este periodo vacacional y de descanso. Han pasado unas cuantas semanas desde la última entrada, pero ya estoy aquí otra vez. De vuelta. Con ganas de volver a la carga y de compartir con vosotros un sinfín de cosas. Y que mejor forma de hacerlo que con una nueva sección.

Emprenderemos una aventura cargada de emociones en la que lo que vemos a través de la fotografía puede llevarnos a lugares que ni imaginábamos. De ahí el título de la sección: ¿Qué ves? ¿Qué imaginas?

Cada cierto tiempo iré colgando una fotografía de algún lugar, de algún objeto, de alguna situación, etc. que pueden hacer que nuestra mente vuele, invente, sueñe y cree.

Ahora fíjate en la siguiente imagen.

Turruncún (La Rioja)

Sigue leyendo

Los concursos literarios

Máquina (http://mrg.bz/2yF911)Cuando uno desea  y aspira a hacerse un hueco en este difícil mundo de la literatura, hay varias formas de proceder. Ya las hemos comentado en entradas anteriores. Hay quien opta por ir directamente a las distintas casas editoriales y mostrarles su trabajo, o quien prefiere buscar un agente literario que lo represente. Pero hoy hablaremos de otra forma de hacerse un nombre, o al menos, intentarlo. Se trata de los concursos literarios.

Hay muchos, muchísimos certámenes a lo largo del año a los que podemos presentarnos. En ningún caso quiero dar falsas esperanzas ni afirmar con esta entrada que el hecho de participar a un concurso abre más puertas que ir a una editorial o a un agente, pero es una buena posibilidad que no hay que perder de vista. De hecho, han sido muchos los escritores, hoy consagrados, que se dieron a conocer gracias a los concursos literarios como por ejemplo Miguel Delibes, Laura Gallego García, Francisco Umbral, etc. Sigue leyendo

El lenguaje de los nuevos expertos

Por todos es sabido que hay determinados tipos de lenguaje que son complejos y difíciles de entender e interpretar. Tal es el caso del lenguaje científico, el jurídico y muchas veces, el administrativo. Hay más, pero estos son a los que normalmente nos tenemos que enfrentar de forma más común.

RAE_ExpertoSe ha dado por hecho que estos lenguajes son complicados por la materia de la que tratan y todos hemos aceptado esa dificultad y, casi, hemos encumbrado esa forma de expresarse como algo que es así porque sí. No nos lo plantemos ni lo ponemos en duda. Entendemos que un juez, en sus autos, para explicar el motivo de una decisión, se exprese con millones de subordinadas, locuciones antiguas, utilice el latín y explicativas constantes.

Estos lenguajes han existido toda la vida. Hemos aceptado que un experto en leyes hablara un lenguaje complicado que no entendemos de forma sencilla a la primera. Lo hemos asumido como algo normal.  Pero ¿qué sucede si esta práctica se extrapola a otras profesiones? ¿Qué ocurre entonces con el lenguaje de algunos nuevos expertos? Pues lo que sucede es que empezamos a sentir que se nos toma el pelo. Sigue leyendo

Dolor de ojos

Hace ya tiempo que sabemos que, por desgracia, cada vez se lee menos de una forma tradicional, pero también es cierto que cada vez se lee más de otras maneras. Hoy en día, centramos gran parte de nuestra atención de lectura en las redes sociales, blogs, páginas web, etc. Ciertamente, es otra forma de leer que debería de acercar la ortografía y la gramática de nuestro maravilloso lenguaje a los ávidos de conocimiento, pero no es así.ojo

Es cierto que, muchas veces, este tipo de lenguaje virtual es rápido e inmediato y por ello más proclive a los errores. No obstante eso no debería de estar reñido con la calidad. Todos sabemos que cuando leemos, siempre ha sido así y lo seguirá siendo, nuestra capacidad verbal aumenta. Nuestro conocimiento de nuevas palabras y nuevas expresiones se enriquece. Comprendemos mejor, leemos mejor y, por supuesto, escribimos mejor. Esto también nos ayuda a expresarnos apropiadamente de acuerdo a las circunstancias y a tener mayor agilidad mental a la hora de procesar conversaciones o de entablarlas. Desgraciadamente, de un tiempo esta parte, estos parámetros de los que hablo, sí se están cumpliendo en las redes sociales, pero en contra de nuestro lenguaje. Sigue leyendo