La ortografía sí es importante y punto

Hace unos días salió en los medios de comunicación una noticia muy interesante en la que se nos informaba de que a más de la mitad de los aspirantes a bombero de Burgos se le había suspendido por faltas de ortografía. Una vez hecho público este asunto, la polémica estaba servida.bomberos

La ciudadanía se dividió en dos bandos, como siempre, y las redes sociales empezaron a arder. Por un lado estaban aquellos que defendían que esto de la ortografía era y es una verdadera tontería porque para apagar incendios no es necesario escribir bien. Este fue uno de los argumentos más utilizados. Y por otro lado, estaban todos aquellos que lo veían como un toque de atención sobre la falta de interés por nuestro idioma y el preocupante nivel del sistema educativo español (se supone que las cuestiones suspendidas correspondían a un nivel de la enseñanza obligatoria básica que todos debemos haber hecho, incluidos los bomberos). Sigue leyendo

Publicidad e idiomas

De un tiempo a esta parte, son muchos los anuncios de todo tipo que optan, cada vez más, por vender sus productos en idiomas extranjeros. Y no seré yo la que diga que aprenderlos esté mal, por supuesto que no, pero empieza a ser una costumbre que a mí, personalmente, me da un poco de no sé qué. Nuestro lenguaje, el castellano, es muy amplio y bonito. ¿Por qué no utilizarlo? ¿Por qué sustituirlo por otro ajeno?

Perfumes, coches, ropa, cosmética… Cada vez hay más empresas o multinacionales que prefieren hablarnos en inglés o francés, con voz sugerente, sobre todo en la parte final del anuncio. Escuchamos sin inmutarnos, ya nos hemos acostumbrado, pour homme, for woman, just do it, the power of dreams, simply clever, etc. Y además, lo curioso es que lo oímos y sabemos de qué nos hablan. Han conseguido su objetivo. Conocemos si es ésta o aquella marca; si es colonia o maquillaje; si es ropa o joyas. Y lo sabemos y lo compramos. Pero yo me cuestiono si las ventas de esos productos están realmente asociadas al idioma. No me lo termino de creer.

¿De verdad compramos más o menos si nos lo dicen en francés o en inglés en lugar de usar el castellano? ¿Nos parece más atractivo un producto por el idioma? Sigue leyendo

Dime cómo se llama tu red wifi y…

Yo vivo en Logroño, La Rioja, en un barrio muy particular. Está a las afueras, se llama Cascajos y sus calles tienen nombres de grandes literatos y pensadores. Así hay vías dedicadas al ilustre Lope de vega, Ortega y Gasset, Baltasar Gracián o a Poeta Prudencio, por ejemplo.

En un barrio con esas características se me ocurrió mirar, curiosa que es una, el nombre de las redes wifi de sus habitantes por si el vivir rodeados de tanto buen hacer influía de algún modo en la denominación de sus conexiones a internet. Pensé en aquel refrán que dice: «dime con quién andas y te diré quién eres», pero un poco cambiado. Algo tipo: «dime cómo se llama tu wifi y te diré cómo eres».wifi

¿Os apetece daros una vuelta conmigo por mi barrio? Os garantizo que será divertido. Incluso, quizá, se os escape alguna carcajada porque he encontrado algunos nombres verdaderamente sorprendentes. Os adelantaré uno: SuperLopez

¿Sí? Pues empecemos. Sigue leyendo

Spammer

silueta1Hace tiempo, en un país no muy lejano, vivía un joven escritor que tras muchas horas y horas de esfuerzo, lágrimas, lucha, malos sueños y mucho trabajo, por fin, un día nevado de diciembre, terminó una estupenda novela que tituló La habitación de abajo.

Con la obra terminada, corregida y mil veces leída, confiando en su suerte y sobre todo en su buen hacer pues sabía que su novela era buena, decidió mandarla a algunas editoriales. Hizo las copias oportunas, las encuadernó y, junto con una carta de presentación, mandó su manuscrito llenando los sobres también de ilusión y ganas de darse a conocer.

En su casa, ocupándose de otros asuntos, trabajando en nuevos y viejos manuscritos, esperó. Esperó durante meses hasta que un día, allá por el mes de marzo del año siguiente, le llegó una carta en la que se le comunicaba que una de las editoriales estaba interesada en su obra.

Sigue leyendo

5 normas básicas para que vuestro blog no caiga en el olvido

Teclas (http://mrg.bz/oodY99)La entrada de hoy va a estar dedicada a 5 normas básicas para que vuestro blog, si ya tenéis uno o por si decidís hacer alguno en el futuro, tenga mejores resultados. Yo no sé de posicionamiento e indexación por lo que no son consejos dirigidos a un mejor posicionamiento SEO, pero hay errores que debemos evitar si queremos que los buscadores como Google no nos lancen al olvido.

La mayoría de estos consejos se basan en el sentido común, tan olvidado últimamente, que debería de ser estudiado de forma obligatoria en escuelas, colegios e institutos. Sigue leyendo

Estafas en concursos literarios (Segunda parte)

Hucha ( http://mrg.bz/s83hw8)En la entrada de la semana pasada os hablé de dos tipos de estafa que pueden darse en los concursos literarios y sobre las que hay que mantenerse alerta para no caer en las garras de falsas editoriales y gente sin escrúpulos. Esta semana, como ya os anuncié, concluiremos este tema tratando otros dos tipos de engaño literario. Son lo que yo he llamado antologías cooperativas no anunciadas y concursos fantasma.

Al igual que ocurría con las estafas explicadas la semana pasada, para que se den sólo es necesario un concurso literario como gancho, un escritor incauto e inexperto y algún personaje inmoral que quiere ganar mucho (dinero) sin hacer nada.
Sigue leyendo

El lenguaje de los nuevos expertos

Por todos es sabido que hay determinados tipos de lenguaje que son complejos y difíciles de entender e interpretar. Tal es el caso del lenguaje científico, el jurídico y muchas veces, el administrativo. Hay más, pero estos son a los que normalmente nos tenemos que enfrentar de forma más común.

RAE_ExpertoSe ha dado por hecho que estos lenguajes son complicados por la materia de la que tratan y todos hemos aceptado esa dificultad y, casi, hemos encumbrado esa forma de expresarse como algo que es así porque sí. No nos lo plantemos ni lo ponemos en duda. Entendemos que un juez, en sus autos, para explicar el motivo de una decisión, se exprese con millones de subordinadas, locuciones antiguas, utilice el latín y explicativas constantes.

Estos lenguajes han existido toda la vida. Hemos aceptado que un experto en leyes hablara un lenguaje complicado que no entendemos de forma sencilla a la primera. Lo hemos asumido como algo normal.  Pero ¿qué sucede si esta práctica se extrapola a otras profesiones? ¿Qué ocurre entonces con el lenguaje de algunos nuevos expertos? Pues lo que sucede es que empezamos a sentir que se nos toma el pelo. Sigue leyendo

Nueva sección en el blog: Enlazados

Esta semana, la entrada estará dedicada a algo que ya quería haber hecho con anterioridad, pero que, por una cosa u otra, se ha ido quedando en el tintero. La semana pasada ya os lo comenté en el artículo ¿Qué es para mí un libro?

Enlaces de interés3Se trata de la creación de una nueva sección llamada Enlazados donde iré colocando todos aquellos enlaces a páginas, blogs, servicios, etc. que considero útiles para cualquier escritor novel y no tan novel. De igual modo, sirve para muchas otras personas con curiosidad, ganas de aprender e interesados en la literatura y la escritura.

Esta sección se irá actualizando a medida que vaya encontrando nuevos enlaces de interés y os lo iré diciendo cada vez que ocurra. Sigue leyendo

Dolor de ojos

Hace ya tiempo que sabemos que, por desgracia, cada vez se lee menos de una forma tradicional, pero también es cierto que cada vez se lee más de otras maneras. Hoy en día, centramos gran parte de nuestra atención de lectura en las redes sociales, blogs, páginas web, etc. Ciertamente, es otra forma de leer que debería de acercar la ortografía y la gramática de nuestro maravilloso lenguaje a los ávidos de conocimiento, pero no es así.ojo

Es cierto que, muchas veces, este tipo de lenguaje virtual es rápido e inmediato y por ello más proclive a los errores. No obstante eso no debería de estar reñido con la calidad. Todos sabemos que cuando leemos, siempre ha sido así y lo seguirá siendo, nuestra capacidad verbal aumenta. Nuestro conocimiento de nuevas palabras y nuevas expresiones se enriquece. Comprendemos mejor, leemos mejor y, por supuesto, escribimos mejor. Esto también nos ayuda a expresarnos apropiadamente de acuerdo a las circunstancias y a tener mayor agilidad mental a la hora de procesar conversaciones o de entablarlas. Desgraciadamente, de un tiempo esta parte, estos parámetros de los que hablo, sí se están cumpliendo en las redes sociales, pero en contra de nuestro lenguaje. Sigue leyendo