Nueva sección: ¿Qué ves? ¿Qué imaginas?

Hola a todos tras este periodo vacacional y de descanso. Han pasado unas cuantas semanas desde la última entrada, pero ya estoy aquí otra vez. De vuelta. Con ganas de volver a la carga y de compartir con vosotros un sinfín de cosas. Y que mejor forma de hacerlo que con una nueva sección.

Emprenderemos una aventura cargada de emociones en la que lo que vemos a través de la fotografía puede llevarnos a lugares que ni imaginábamos. De ahí el título de la sección: ¿Qué ves? ¿Qué imaginas?

Cada cierto tiempo iré colgando una fotografía de algún lugar, de algún objeto, de alguna situación, etc. que pueden hacer que nuestra mente vuele, invente, sueñe y cree.

Ahora fíjate en la siguiente imagen.

Turruncún (La Rioja)

Sigue leyendo

¿Cómo hacer portadas para e-books o libros electrónicos de forma sencilla?

En mi segunda entrada, cuando os hablé de un concurso al que había presentado una de mis novelas, os comenté que había tenido que hacer una portada. Era opcional pero, desde mi punto de vista, todo lo que sea mejorar la presentación, es siempre una buena opción.

Es cierto que hacer una portada no es tarea sencilla y que lo mejor sería poder contratar a un profesional, pero la economía no siempre lo permite. Por eso, para los que no podemos pagar a un experto, a continuación os voy a explicar de manera sencilla, paso a paso, cómo se puede hacer una portada para un e-book. Luego podréis trasladar la guía a cualquier otro tipo de escrito (trabajos de universidad, memorándums e incluso un poster). Quiero dejar claro que este proceso no sirve para portadas tradicionales (de papel) ya que, aunque la base sea la misma, su creación requiere de más tiempo y de otras técnicas de maquetación. Sigue leyendo

Dolor de ojos

Hace ya tiempo que sabemos que, por desgracia, cada vez se lee menos de una forma tradicional, pero también es cierto que cada vez se lee más de otras maneras. Hoy en día, centramos gran parte de nuestra atención de lectura en las redes sociales, blogs, páginas web, etc. Ciertamente, es otra forma de leer que debería de acercar la ortografía y la gramática de nuestro maravilloso lenguaje a los ávidos de conocimiento, pero no es así.ojo

Es cierto que, muchas veces, este tipo de lenguaje virtual es rápido e inmediato y por ello más proclive a los errores. No obstante eso no debería de estar reñido con la calidad. Todos sabemos que cuando leemos, siempre ha sido así y lo seguirá siendo, nuestra capacidad verbal aumenta. Nuestro conocimiento de nuevas palabras y nuevas expresiones se enriquece. Comprendemos mejor, leemos mejor y, por supuesto, escribimos mejor. Esto también nos ayuda a expresarnos apropiadamente de acuerdo a las circunstancias y a tener mayor agilidad mental a la hora de procesar conversaciones o de entablarlas. Desgraciadamente, de un tiempo esta parte, estos parámetros de los que hablo, sí se están cumpliendo en las redes sociales, pero en contra de nuestro lenguaje. Sigue leyendo