Etiqueta: microficción

Microrrelato especial Halloween

‘El disfraz’ Cuando regreso, intento quitarme la máscara. Tiro con fuerza de ella, pero está muy prieta. Entonces lo hago del pelo y solo consigo arrancarme un par de mechones. «Tranquilo», me digo a la vez que estiro esta vez desde la parte del cuello. En ese instante, mi hija pequeña entra por la puerta. Va vestida como yo. Tiene mi misma cara y … [Leer Más Microrrelato especial Halloween]

‘Campos de sueño’

Anoche soñé que soñaba y, al despertar, sentí que no había despertado del todo. Quise alejar esa terrible sensación de mi lado y volver a dormir, pero cada vez que cerraba los ojos, me preguntaba de qué sueño había despertado. ¿Del real o del soñado? ¿Era yo, acaso, el que soñaba o era, en realidad, el personaje del sueño de otro? En algún momento … [Leer Más ‘Campos de sueño’]

Microrrelato “Cambios de humor. Cambios de puntuación”

Cambios de humor. Cambios de puntuación El punto se enfadó, se le erizaron los pelos y se puso como un asterisco. Copyright © 2019 Verónica García-Peña

Microrrelato “Las gafas”

LAS GAFAS «Si te las pones, el mundo te parecerá menos feo», escuchó decir a su espalda. «¿Y qué será de la verdad?», pensó, pero acto seguido se las colocó y lo olvidó todo. Copyright © 2019 Verónica García-Peña

Microrrelato: “El cambio”

Podía haber sido una metamorfosis más sencilla, pero ese tal Kafka lo complicó todo. Copyright © 2019 Verónica García-Peña

Microrrelato: “Una particular venganza”

Una particular venganza Desenvainó. Se puso en posición y esperó la primera embestida. Después la segunda y la tercera. La cuarta y la quinta, y todas las que vinieron después, que no fueron pocas, pero no se movió. De él se esperaba lucha y valor, y no pasividad ante la muerte, pero cómo explicar que no hay mayor desagravio que amar al enemigo. Copyright … [Leer Más Microrrelato: “Una particular venganza”]

Sombreado

Desde que abandonó México, cada día pintaba su sombra en la pared con una pequeña tiza blanca que se había traído de allí. Le gustaba observar cómo el negro se invertía y el blanco inundaba su oscuridad. Cuando se cansaba del color cano de la tiza, se movía y su sombra crecía de nuevo. Era como germinar; como existir. Y pintó y perfeccionó tanto … [Leer Más Sombreado]

A %d blogueros les gusta esto: