“La bruja” (Camilla Läckberg)

Título: La bruja
Autora: Camilla Läckberg
Maeva (2018)

La bruja es la última novela de Camilla Läckberg, que se corresponde con la décima entrega de su exitosa saga literaria Fjällbacka cuyos protagonistas principales, Patrik Hedstrom y Erica Falck, han conquistado a millones de lectores en todo el mundo (ha vendido más de 25 millones de ejemplares de sus obras). Debo decir, antes de comentaros nada más, que se trata de la novela más compleja de la autora y también es, para mi gusto, la más completa. De todas las escritas hasta ahora por Läckberg, quizá sea la mejor.

La bruja empieza con la desaparición de Linnea, una niña de 4 años, de una granja en las afueras de Fjällbacka. Este suceso aviva trágicos recuerdos entre los habitantes de la comarca porque treinta años antes, en el mismo sitio, otra niña llamada Stella también desapareció. Fue hallada muerta poco tiempo después. Por aquel entonces, dos adolescentes fueron acusadas y declaradas culpables de su secuestro y asesinato, pero no fueron a prisión por ser menores de edad. Una de ellas, Helen, ha llevado una vida apacible en Fjällbacka; la otra, Marie, una actriz de éxito, regresa por primera vez después de lo ocurrido con Stella para rodar una película.

Cuando Linnea desaparece, los habitantes de Fjällbacka se organizan para buscar a la pequeña y no pueden evitar preguntarse si este caso está relacionado de algún modo con el de Stella. Patrik Hedstrom cree que la verdad siempre encuentra su camino a pesar de los rumores, y tanto él como sus compañeros de la comisaría investigan la conexión entre ambos procesos.

Erika, por su parte, lleva algún tiempo trabajando en un libro sobre el asesinato de aquella pobre niña, de Stella, aparentemente resuelto hace años, pero la nueva investigación abrirá antiguas heridas y aumentará el miedo a que lo desconocido traiga terribles consecuencias para todos los habitantes de Fjällbacka. Sigue leyendo

Anuncios

Y si…

Así. Tal cual. Con esa pequeña introducción pueden nacer grandes ideas.

Muchas veces, cuando me preguntan de dónde surgen las mías, suelo responder que de un “y si…” porque no hay mayor fuente de inspiración que la curiosidad. Por ejemplo, vas por la calle, ves una mujer que pasea sola. Parece triste. La miras, la observas y, como una chispa, a tu mente acude una idea. Pequeña en principio. Solo una idea, pero que no deja de rebotar en tu cabeza. Pasan los días e incluso las semanas y, al final, esa pequeña luminosidad es el germen de una gran historia que contar.
Sigue leyendo

“Las supervivientes” (Riley Sager)

Título: Las supervivientes
Autor: Riley Sager
Alfaguara (2018)

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un libro. Os lo aseguro. Me ha gustado muchísimo y, sin duda, os lo recomiendo. Creo que a los adictos al crimen, el misterio y el terror os encantará. Yo me lo he pasado genial.

En los últimos tiempos, en las sinopsis, reseñas y críticas de muchas novelas, se suelen usar con frecuencia las típicas coletillas que dicen “adictivo”, “no podrás dejar de leer”, “engancha”…  y, normalmente, no nos vamos a engañar, esas frases no son realistas ni sinceras y el lector, al finalizar su lectura, queda decepcionado porque se da cuenta de que dichos libros no cumplen las expectativas prometidas. Pero en este caso, por una vez, todas esas máximas de propaganda son ciertas y no simples adornos. Las supervivientes de Riley Sager cumple esas premisas y yo añadiría, además, que “atrapa”. Te mantiene en vilo de una forma admirable obligándote, quieras o no, a leer a cada rato, a buscar un hueco para dedicarte a esa historia que no se te va de la cabeza. Y cuando cierras el círculo, cuando terminas de leer y armas el puzle completo,  te deja, cómo explicarlo, una sensación extraña de vacío. Sigue leyendo

Pasaje de las sombras (Arnaldur Indridason)

Título: Pasaje de las sombras
Autor: Arnauld Indridason
RBA (2013)

La novela de la que vamos a hablar hoy, Pasaje de las sombras del islandés Arnaldur Indridason, fue ganadora del VII Premio Internacional RBA de Novela Negra 2013 y es una historia que camina entre la Islandia de hace sesenta años y la actual.

En Pasaje de las sombras dos agentes de policía acuden a un inmueble de la capital islandesa alertados por una inquilina que está preocupada porque uno de sus vecinos lleva tiempo sin dar señales de vida. Tras acceder al apartamento del vecino, descubren su cadáver sobre la cama.

La falta de señales de violencia y la avanzada edad del difunto apuntan a que la muerte se ha debido a causas naturales. Sin embargo, el análisis forense posterior dictamina que falleció por asfixia, practicada seguramente con una almohada.

Seis décadas antes, a finales de la Segunda Guerra Mundial, las tropas estadounidenses han tomado el relevo de las británicas en Islandia, despertando el recelo de los lugareños. No les gusta que las mujeres jóvenes islandesas mantengan relaciones con miembros del ejército extranjero. Una pareja formada, precisamente, por una islandesa y un soldado norteamericano pasean por Reykiavik  y a su paso por el Teatro Nacional descubren el cadáver de una mujer tapado torpemente con cartones.

A partir de este instante, nos adentraremos en dos investigaciones temporales que van revelando las conexiones entre el asesinato en 1944 de la chica hallada en el Teatro Nacional, llamada Rosámunda y empleada en un taller de costura, y la extraña muerte del anciano en nuestros días. Sigue leyendo

La “autopublicación” oculta

Yo autopublico. Ya lo sabéis. No me da vergüenza decirlo. Soy de las que creen que una novela no es nada sin lectores y por eso, si no encuentro una editorial adecuada para mis obras o no quiero, por los motivos que sean, publicar determinados libros con una, lo hago a través de la plataforma Amazon y listo. No hay problema. Bendito invento.

Sin embargo hay escritores a los que sí les da sonrojo, y mucho, admitir o decir oficialmente que se autopublican y, por lo tanto, lo ocultan. Lo hacen gracias a editoriales que por una cantidad de dinero (en este caso no es gratis como en Amazon), publican sus obras de forma que en el apartado edición aparece una empresa y no la tan temida palabra “autopublicación”.

No es que no se pueda averiguar que se trata de una autopublicación ‒no es un secreto de estado‒, solo hay que entrar en las páginas oficiales de esas empresas y echar un vistazo a sus políticas, pero ¿creéis que los lectores entran en ellas? No, ¿verdad? Y ahí es donde veo cierto engaño. Sigue leyendo

Enlaces de escritura

Hoy toca ampliar la estupenda colección de enlaces de interés Enlazados, y lo haremos a través de dos vínculos relacionados con la escritura. Espero que os gusten y os sean muy útiles. A mí me parecen que pueden ser de gran ayuda y muy prácticos tanto para escritores como para otras profesiones en las que las letras estén presentes.

Allá vamos.

  • USO DE LAS COMILLAS: este vínculo nos lleva a una sencilla página en la que se explica, de forma gráfica y con ejemplos, el uso de las comillas. También se expone cuáles son y cómo se llaman los diferentes tipos. Es escueta y simple, pero cumple su función didáctica.

Sigue leyendo

Mil estrellas

Trazó mil estrellas, brillantes, preciosas, para poder formar tu imagen. Al contemplarlas, divisó tus ojos  y sobre el eterno mar las fundió para crear tu cuerpo.

Te amó en silencio como la lluvia ama las flores; en silencio como la armonía ama a las notas musicales. En silencio…

Una mudez que a menudo era la balada de esa pasión furibunda que su alma siente por ti y, otras veces, fuga camino de la locura.

Eras la nota de laúd que surca el tiempo hasta colmar su mente de quimeras. Antes, si nadaba en el mar donde naciste, la luna le daba tu cuerpo y la brisa tu aliento.

Esos hermosos broches que eran tus ojos, verdes, albahaca, empujaron su pluma y le hicieron trazar la mejor de las historias; la más bella y hermosa.

Le dejaste amarte con locura y pasión. Le dejaste entrar sin vacilar en tu mundo apretando entre tus manos su vida, su alma y su mente, y mientras esa fusión se consumía, la luna se apagó y tú, ese ángel con el que la noche en vela abraza al poeta, se fue. Te fuiste.

Hoy tus alas forman un corazón roto, como el suyo cada vez que mira las estrellas y tú no apareces. Estrellas que ora no brillan como antes; estrellas que ora no se funden con el mar.

¡Ah, numen que ayer hablabas al poeta! ¿Dónde estás? Sigue leyendo

Agentes literarios y propuestas de edición: sirve lo que sirve

Llevo toda la semana dándole vueltas a esta entrada. Había pensado hacer un post en el que explicaros algo nuevo sobre las propuestas editoriales, los agentes literarios, las cartas de presentación, etc. pero en cuanto me ponía delante del ordenador, me bloqueaba. No era capaz de escribir nada útil y, ya veis, así me ha dado el viernes.

¿Por qué me bloqueaba? Creo que por una razón tan sencilla como, en el fondo, un poco triste. Sirve lo que sirve y en estos tiempos que nos han tocado vivir en el mundo de las letras, es más bien poco. Me explico. No quiero ser derrotista, ni mucho menos ‒yo sigo mandando cartas de presentación y propuestas editoriales con la mayor de las ilusiones y la mejor sonrisa‒, pero lo cierto es que este tipo de comunicación tanto para conseguir una editorial como para conseguir un agente literario, cada vez se utiliza menos y se le hace menos caso.

Sigue leyendo

Una historia de las que marcan

Desde hace más de un año estoy trabajando en una novela de esas que comienza siendo pequeñas y acaban convirtiéndose en algo muy, muy grande.

La fotografía que os enseño en la que aparecen imágenes, mapas, lugares y dibujos a lado de explicaciones, fechas y datos se ha convertido en parte fundamental de este trabajo que si bien me está resultando duro –quizá sea la novela más difícil que he escrito hasta la fecha-, es también uno de los más gratificantes.

Los que ahí aparecen han sido mis compañeros de viaje durante todo este tiempo, desde que la empecé, y en ellos he posado tantas veces la mirada que cuando tenga que quitarlos de la pared, los echaré de menos.

Todavía queda tiempo para que eso suceda, queda mucho trabajo por hacer, pero me siento satisfecha porque en esa pared hay una historia de las que marcan, os lo aseguro.

 

Ejercicio Práctico: La sombra

Hoy, tras el periodo vacacional navideño, vuelvo a abrir las puertas de El jardín del sur y lo hago, además, con un relato muy especial. Se trata de uno que he encontrado estas navidades en casa de mis padres. Rebuscando y ordenando me he topado con un ejercicio práctico que hacíamos a veces en el instituto y que consistía en escribir un relato corto que incluyera una serie de palabras que el profesor te daba. En este caso las palabras eran: Pilar, pasear, agua, ruido, asustada, sonreír, flotar, de nuevo y armario.

A continuación os dejo el texto que resultó. He corregido algunos errores ortográficos y gramaticales, y sustituido algunas palabras repetidas, pero el resto y su esencia sigue igual. Espero que lo disfrutéis.

La sombra

De todas formas, pensó, qué puede haber dentro de un sencillo armario, y avanzó hacia él.

Mientras se dirigía  a abrirlo, volvió a escuchar el mismo ruido pero, esta vez, sonó mucho más fuerte. Pilar retrocedió asustada.

Desde muy pequeña había sido tímida e introvertida, y sobre todo muy cobarde y miedosa. Nunca se había atrevido a ir a oscuras por la casa, a mirar por encima del hombro por si alguien o algo la seguía, o a echar un rápido vistazo, por la noche, debajo de la cama. ¿Y si miraba y había algo?

Pilar dudó, pero a pesar de tener miedo, avanzó de nuevo hacia el armario. Lo hizo con paso tembloroso y siguió andando hasta llegar justo enfrente del mueble. Estiró el brazo y, con cierto temor, abrió sus enormes puertas.

Miró en su interior y no vio más que viejas mantas arrinconadas en una esquina del mueble. Nada más. No había allí nada que temer.

Satisfecha por haberse atrevido a hacerlo, Pilar sonrió. Ya no era una cobarde. Pero cuando se disponía a cerrar las puertas, una extraña sombra cobró vida dentro del armario. Sigue leyendo