Errores repetidos. Errores aceptados

Las vacaciones, para muchos, se acaban y toca volver a la normalidad. Con la llegada de la vida postvacacional, las ciudades y pueblos vuelven a su actividad diaria y pronto dejaremos de ver en los escaparates de comercios, tiendas o restaurantes, esos carteles en los que se nos informa del tiempo que estos establecimientos van a estar de fiesta.

Son anuncios a los que nos hemos acostumbrado sin fijarnos, muchas veces, qué es lo que se nos dice en ellos de verdad. No prestamos atención nosotros y tampoco, tras lo visto este verano, aquellos que los escriben. Me explico.

Todo empezó a principios de julio cuando paseando por una de las avenidas principales de la ciudad donde vivo, un cartel en la puerta de un establecimiento llamó mi atención. Y lo hizo no por anunciarme los días en los que estaría cerrado. Tampoco fue por su colorido, letra o forma. No. Fue otra cosa bien distinta que se repitió en agosto (de ahí la foto que a continuación os pongo) y septiembre. Lo que me hizo pararme y leerlo más de una vez fue la coletilla en la que se decía: «ambos inclusive».

anuncio1 Sigue leyendo

Corrijamos esos errores ortográficos III

En las entradas anteriores sobre errores ortográficos (Corrijamos esos errores ortográficos I y II) tratamos de ponernos al día con una serie palabras y expresiones muy utilizadas que siempre dan algún que otro problemilla. Dudamos a la hora de escribirlas y muchas veces tendemos a sustituirlas, lo cual no es una mala opción ya que antes de escribirlas mal, es mejor reemplazarlas.

Hoy, como entonces, vamos a ver la forma correcta de escribir y la diferencia entre algunas palabras que también suelen llevar a error. Empecemos.

Es sumamente común confundirlas y escribirlas de forma incorrecta, pero significan cosas distintas y es por eso que hay que saber diferenciarlas

Se escribe con acento gráfico cuando el adverbio significa todavía.

Aún (todavía) no he hecho la cama.

-¿Estás preparado?

-Aún (todavía) no. Sigue leyendo

Libertad para la RAE

Atención. Los miembros de la RAE han sido secuestrados por seres extraterrestres de galaxias lejanas. Desde el bunker donde están encerrados, miran desolados cómo sus esfuerzos de años por mejorar nuestra lengua se vienen abajo. Sus sillones están ahora ocupados por sustitutos, seres transfigurados en sus personas que han comprendido que el lenguaje, la comunicación, nuestras palabras… son lo que nos hace fuertes.

Durante años hemos intentado superarnos. Leer y escribir lo mejor posible era para nosotros un signo de valentía, de saber hacer y de conocimiento. Todos, sin excepción, intentábamos corregir y enmendar aquello que no sabíamos decir correctamente y teníamos en la academia un referente al respecto. Pero eso ha cambiado. Ya la RAE ni limpia, ni fija ni da esplendor.

RAE_anuncio
Sigue leyendo

3 errores al mandar un manuscrito a una editorial

Hoy vamos a hacer un repaso a esos errores que todos hemos cometido alguna vez, sobre todo al principio, al mandar nuestros manuscritos a las editoriales. Algunos pueden parecer bobadas, pero en un sector cargado de noveles intentando abrirse paso, cuentan y mucho. Por eso, debemos evitarlos. Además, no es difícil hacerlo. Se trata sólo de paciencia y atención. Vamos allá. Sigue leyendo

Dolor de ojos

Hace ya tiempo que sabemos que, por desgracia, cada vez se lee menos de una forma tradicional, pero también es cierto que cada vez se lee más de otras maneras. Hoy en día, centramos gran parte de nuestra atención de lectura en las redes sociales, blogs, páginas web, etc. Ciertamente, es otra forma de leer que debería de acercar la ortografía y la gramática de nuestro maravilloso lenguaje a los ávidos de conocimiento, pero no es así.ojo

Es cierto que, muchas veces, este tipo de lenguaje virtual es rápido e inmediato y por ello más proclive a los errores. No obstante eso no debería de estar reñido con la calidad. Todos sabemos que cuando leemos, siempre ha sido así y lo seguirá siendo, nuestra capacidad verbal aumenta. Nuestro conocimiento de nuevas palabras y nuevas expresiones se enriquece. Comprendemos mejor, leemos mejor y, por supuesto, escribimos mejor. Esto también nos ayuda a expresarnos apropiadamente de acuerdo a las circunstancias y a tener mayor agilidad mental a la hora de procesar conversaciones o de entablarlas. Desgraciadamente, de un tiempo esta parte, estos parámetros de los que hablo, sí se están cumpliendo en las redes sociales, pero en contra de nuestro lenguaje. Sigue leyendo