Portadas repetidas

La portada de un libro, ya lo sabéis, es como la presentación del mismo y la primera impresión que el lector se llevará de nuestro trabajo. Es la que saluda e invita, o no, a leer. De ahí su trascendencia. Cierto que no es lo único que hará que alguien compre, lea y valore nuestra labor y esfuerzo ‒también está el resumen, quiénes somos, nuestras anteriores obras, etc.‒, pero importa.

En un gran escaparate repleto de novelas, dejando de lado el nombre del autor (que ya sabemos que es muy importante ya que no es lo mismo un novato que uno consagrado), la portada será lo primero que haga que el lector decida echar un vistazo a un libro o a otro. Es así. Lo visual nos llama o nos horroriza.

Por todo esto me ha llamado mucho la atención la siguiente coincidencia de la que, seguro, ya habréis oído hablar en las pasadas semanas. Se trata de las últimas novelas de Paco Ignacio Taibo I y Lorenzo Silva. (Los nombres están puestos de acuerdo a quién fue el primero en publicar su novela).

Sigue leyendo

Anuncios

Enlazados con la lengua

Esta semana vamos a ampliar esa sección que tanto os gusta que no es otra que Enlazados. Lo haremos con la incorporación de tres enlaces muy interesantes y de gran ayuda relacionados con la lengua y su uso.

  • FUNDÉU BBVA: La Fundéu BBVA (Fundación del Español Urgente) es una institución creada hace 10 años a partir del Departamento de Español Urgente de la agencia EFE. Su principal objetivo es velar por el buen uso del idioma español en los medios de comunicación, en especial los informativos, pero sirve para cualquier persona con ganas de aprender y mejorar. Su web es muy completa e interesante y en ella encontraréis recomendaciones, especiales sobre glosarios de moda o música, diccionarios, etc. También podéis realizar consultas y cuenta con un apartado sobre cómo se debe escribir en internet.

Fundéu Sigue leyendo

La banalización de la cultura

Ayer leí un artículo muy interesante en el diario El País en el que se trataba el tema de la belleza en un escritor. Eso me chocó porque yo pensaba que el físico de un literato no era lo importante de su profesión, sino lo que éste escribe, cómo lo escribe, lo que logra transmitir a sus lectores, etc. Si es guapo o no lo es, si tiene abdominales, larga cabellera rubia o unos buenos pechos no me parecía, y sigue sin parecérmelo, relevante a la hora de elegir si leo o no sus obras. Yo pensé que eso se miraba por la calidad, pero parece ser que me equivoco.Sexy1

Sigue leyendo