Portadas repetidas

La portada de un libro, ya lo sabéis, es como la presentación del mismo y la primera impresión que el lector se llevará de nuestro trabajo. Es la que saluda e invita, o no, a leer. De ahí su trascendencia. Cierto que no es lo único que hará que alguien compre, lea y valore nuestra labor y esfuerzo ‒también está el resumen, quiénes somos, nuestras anteriores obras, etc.‒, pero importa.

En un gran escaparate repleto de novelas, dejando de lado el nombre del autor (que ya sabemos que es muy importante ya que no es lo mismo un novato que uno consagrado), la portada será lo primero que haga que el lector decida echar un vistazo a un libro o a otro. Es así. Lo visual nos llama o nos horroriza.

Por todo esto me ha llamado mucho la atención la siguiente coincidencia de la que, seguro, ya habréis oído hablar en las pasadas semanas. Se trata de las últimas novelas de Paco Ignacio Taibo I y Lorenzo Silva. (Los nombres están puestos de acuerdo a quién fue el primero en publicar su novela).

Sigue leyendo

Una carta de amor para Clara

Hoy, paseando por los alrededores de la Playa de Poniente, en Gijón, me he encontrado una carta de amor. Sí. Tal cual. Una carta de amor para Clara. Estaba sujeta entre los listones de madera de un banco, mirando al mar y al sol.

Cuando la he visto, he dudado si cogerla o no. Yo no soy Clara. No era una carta para mí, pero la curiosidad me ha podido, así que la he alcanzado y la he abierto.

Al leerla, he sentido emoción y una sonrisa enorme se ha dibujado en mi cara. Por un instante me he visto envuelta de esperanza y he pensado que, quizá, el ser humano no sea tan malo.

Sigue leyendo

Como una extraña (Rachel Abbott)

Título: Como una extraña
Autor: Rachel Abbott
Siruela (2016)

La novela de hoy es una obra que me ha dejado una sensación extraña. No me esperaba, ni mucho menos, un libro tan perturbador. Me ha gustado y ha sido una lectura entretenida, adictiva y amena a pesar de una trama más que inquietante e incluso angustiosa en muchos puntos.

Elegí esta novela, Como una extraña, porque me gusta reivindicar la labor de escritores anónimos, noveles e independientes que con esfuerzo y constancia consiguen llegar  a miles de lectores y dar, después, el salto a las editoriales para alcanzar así a un público más amplio. Obtienen un merecido reconocimiento. Tal es el caso de Rachel Abott cuyas tres primeras novelas autopublicadas, Solo los inocentes, The Back Road y Sleep Tight, vendieron más de un millón de ejemplares en total. En la actualidad Abbot ha conseguido el sueño de todo escritor, vivir  dedicada a la escritura.

Como una extraña nos adentra en la vida de Emma Joseph que cuando conoció a su marido David, este era un hombre destrozado. Su primera mujer había muerto al salirse su coche de la carretera y su hija de seis años había desaparecido misteriosamente del lugar del siniestro. Seis años después, Emma cree que aquellos dolorosos tiempos han quedado atrás para siempre. Su esposo y ella han construido una nueva vida juntos en la que son padres de un bebé. Pero de pronto, cuando una extraña de doce años irrumpe en sus vidas, todo parece tambalearse. Sigue leyendo

Leer por moda o competición

Se acerca el día del libro y yo me pregunto: ¿sabemos leer?

No me estoy refiriendo a la primera acepción del diccionario, pasar la vista por lo escrito o impreso comprendiendo la significación de los caracteres empleados, sino a leer como comprensión y entendimiento de un texto en su conjunto, de una historia y una trama, de unos personajes y un contexto. Pues mi respuesta es no.

Ya lo sé. Pensáis que soy un poco radical en mi afirmación y quizá tengáis razón. Tal vez me estoy dejando llevar por el mal humor que me suele entrar al leer algunas opiniones de libros en las redes, reseñas supuestamente profesionales y comentarios sesudos de un tipo de lector que cada vez abunda más y que a mí me deja perpleja. Se trata del que es capaz de leer más de 20 libros en un mes sin despeinarse, de distinto género y grosor, que en esto el grosor es muy importante, y dar siempre una opinión que parece una sentencia. Seguro que los habéis leído o, al menos, os habéis topado con ellos. Últimamente abundan y cada vez son más.

Sigue leyendo

Enlaces de la propiedad intelectual

Hoy os traigo dos enlaces interesantes, como siempre, y muy importantes para cualquier creador. Es necesario que los conozcamos y usemos, viendo los tiempos de corren de plagios, robo intelectual, etc., para proteger nuestras obras sean estas de la índole que sean.

Cuando nuestra creación está terminada y creemos que está lista para ser movida más allá de las paredes de nuestra mente y nuestra casa, os recomiendo que, antes de hacerlo, la registréis. No es obligatorio. De hecho es un proceso voluntario porque se considera que el solo hecho de su creación ya protege a la obra, pero por si las moscas (hay mucho pillo por ahí), es mejor, desde mi punto de vista, registrarla.

A continuación tenéis los enlaces a los dos principales lugares de inscripción de obras intelectuales:

  • SAFE CREATIVE: es un registro online de la propiedad intelectual para obras con derechos de autor sean estas de literatura, música, vídeo, fotografía, etc. Cuenta con un apartado gratuito de licencias que se consiguen tan solo registrándose y subiendo la obra a inscribir. A parte de las licencias gratuitas, también brinda de pago con más coberturas. Dependiendo de qué tipo de obra quieras registrar y de cómo la quieras proteger, puedes optar por unas u otras.

Sigue leyendo

El ángel negro (Primera parte)

Los cuatro dados, dos azules, uno blanco y otro negro, con sus aristas redondeadas y tras un soplido irracional de pedida de suerte, como si el lugar fuera un casino, rebotaron con calma sobre el tablero. Giraron varias veces sobre sí mismos ante la expectación de los presentes, solo cinco personas pues no era un juego apto para débiles de corazón o de mente. No se permitía la duda o la vacilación. Tampoco el abandono.dados

Los dados rodaron hasta acabar, por fin, mostrando el destino a su lanzador. Los azules marcaron seis y dos. El blanco indicó uno y el negro, cuatro. Esos eran los números a avanzar por las tres diferentes y dispares líneas de casillas del tablero. Tres curvadas y tortuosas sierpes que se enredaban y enmarañaban entre ellas como serpientes en plena cópula.

La primera línea, añil, imprimía el tiempo. Cercano o lejano. Mucho o poco. Lapso temporal siempre con un principio y un final inexcusable y limitado. Se comenzaba ese día en el que los dados giraban, rebotaban y dictaban sentencia. Luego, el destino marcado por ellos revelaba cuándo se terminaba. Sigue leyendo

Metal

Hoy me apetece jugar. ¿Y a vosotros? Hace mucho, además, que no lo hacemos.

Sé que os gusta la sección ¿Qué ves? ¿Qué imaginas? y hoy nos lo vamos a pasar muy bien jugando a adivinar qué es lo que vemos y qué es lo que imaginamos.

Mirad la siguiente imagen.

metal1

¿Qué veis?

Parece de metal. Está borroso, como si se moviera, y brilla. Es un círculo del que sobresale una especie de bola con dos orificios bastante grandes y oscuros. El metal está arañado en algunas zonas y se ve cierta vejez en otras. Se usa.

Volved a mira la imagen y, después, cerrad los ojos.

¿Qué imagináis?

Sigue leyendo

El síndrome de Jerusalén (Juan Bolea)

Título: El síndrome de Jerusalén
Autor: Juan Bolea
Ediciones B (2016)

el-sindrome-de-jerusalenEl síndrome de Jerusalén es el primer libro que leo de Juan Bolea y me ha gustado. Una fina ironía bien hilada con un buen misterio y unos personajes a la altura. No será el último que lea. Habrá que seguirle la pista a su autor y, cómo no, a su protagonista principal, el detective Florián Falomir. Me ha gustado este hombre.

El síndrome de Jerusalén comienza cuando el detective Florián Falomir es contratado para esclarecer el robo de una talla de virgen que aparentemente no tiene ningún valor especial. La investigación, en apariencia sencilla, se irá complicando y el detective pronto se verá envuelto en una trama cuya clave podría estar en unos misteriosos sucesos de años atrás, cuando tres niños realizaron una serie de supuestos milagros tras una aparición mariana.

Las pistas que Falomir irá encontrando en el camino lo conducirán hasta la ciudad de Jerusalén, donde entrará en acción la inspectora Martina de Santo, el personaje fetiche de Juan Bolea. Sigue leyendo

Lo que el escritor calla cuando escribe

No sé si al leer una novela, un relato o una poesía, os habréis parado a pensar alguna vez que tras las palabras escritas, hay otras que no se dicen y se ocultan al lector.

escritorEl escritor, frente a la página en blanco, con la historia en su cabeza, va, poco a poco, perfilando la trama, los personajes y los hechos, y va construyendo un mundo que para él es cercano, palmario, pero que nunca, por mucho que quiera, podrá transmitir al lector de forma completa. Puede parecer un desacierto, pero en realidad es sin otra cosa una consecuencia lógica de la construcción de una historia. Sigue leyendo