Os propongo un plan diferente para hoy. ¿Os apetece meteros a bucear por el diccionario? Así dicho igual no suena muy atractivo, pero lo es porque exploraremos su zona más profunda y oscura para rescatar del olvido un par de palabras postergadas por la falta de uso. Retomemos pues el Club de las palabras perdidas y rescatemos baraña y cascarria. Sonoras, ¿verdad? Pues vamos a ver qué significan estas preciosas palabras tan rumorosas.

Baraña, según la RAE:

  1. Broza del monte.
  2. Sombra o mota que se ve por defecto de la vista.

Esta palabra tan poco usada, me la ha recordado un libro de cuentos que he leído recientemente en el que aparecía unas cuantas veces. Al reparar en ella, pensé que era ideal para rescatarla en nuestro club y reivindicar su utilización. Yo prometo usarla. Es bonita, sencilla de recordar y pronunciar, y muy útil porque hay veces en las que debes describir un entorno natural y baraña nos puede ayudar a hacerlo. Debo decir que no es una palabra en exceso desconocida, pero sí lo suficiente como para formar parte de este club. No debemos confundirla con maraña. Suena parecido, pero significan cosas diferentes.

La segunda palabra que hoy rescatamos es cascarria. Según la RAE, es de origen incierto y significa:

  1. Porción de lodo o barro que se coge y seca en la parte de la ropa que va cerca del suelo. (En este caso se usa más en plural)

En otros países también se llama cascarria a la persona o cosa despreciable (Uruguay), persona desaseada (Chile), restos inservibles del salvado de cereal tras la molienda de este (Argentina), juguete roto o inútil (Argentina) o masturbación masculina (México).

En España, a veces, esta palabra se emplea para denominar a la suciedad sacada del interior de la nariz y a los pegotes secos de sangre, placenta o excremento que se adhieren al pelo de los animales. Ya veis que es una palabra con muchos significados según su origen y su uso. ¿La conocíais?

Nuestro idioma goza de buena salud y tiene muchas palabras maravillosas que por desconocimiento, vergüenza, olvido y/o un sinfín de cuestiones más, no utilizamos, lo que es una pena. De verdad lo creo. Con lo bonitas que son algunas… Por eso mi insistencia en usarlas y recuperarlas, De esta forma, además, enriqueceremos nuestro vocabulario.

Baraña y cascarria. Dos palabras muy vibrantes que hoy hemos repasado. Os recuerdo que vosotros también formáis parte de este Club y que podéis participar con vuestras propuestas.

Más palabras perdidas Aquí.

2 Comments on “El club de las palabras perdidas: baraña y cascarria

  1. Me encanta la sonoridad de las palabras que propones. Son preciosas, sin duda.
    No conocía tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo y feliz día

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: