El arte del asesino (Mari Jungstedt)

Título: El arte del asesino
Autor: Mari Jungstedt
Maeva (2011)

el-arte-del-asesinoEl arte del asesino es la cuarta entrega de la serie Anders Knutas de la sueca Mari Jungstedt, también llamada serie Gotland por ser ese el lugar donde transcurren todas las novelas de la saga. Jungstedt es una de las escritoras más populares de novela negra nórdica y dos de sus novelas fueron filmadas para la televisión sueca.

La saga protagonizada por el inspector Anders Knutas y el periodista Johan Berg, traducida a más de cuarenta idiomas, cuenta ya con nueve entregas que son, en orden, las siguientes: Nadie lo ha visto, Nadie lo ha oído, Nadie lo conoce, El arte del asesino, Un inquietante amanecer, La falsa sonrisa, Doble silencio, Un juego peligroso y La cuarta víctima. Todas ellas las encontraréis en la colección Mistery Plus de la editorial Maeva.

Recientemente ha escrito un libro mano a mano con Ruben Eliassen, escritor, ilustrador, diseñador y músico noruego, y también autor de varios libros infantiles, titulado Mar de nubes. La novela trascurre en España, concretamente en Gran Canaria. Este libro es independiente  de la serie de Knutas que ha dado fama a la sueca y, más adelante, ya lo leeré y os hablará de él. Siento curiosidad por ver cómo ha resultado el trabajo conjunto. Siempre es interesante ver, analizar y observar cómo se elabora una novela entre dos plumas y qué cambia respecto a la voz dominante de Jungstedt a la que me he acostumbrado por su saga sobre Gotland.

En El arte del asesino Mari Jungstedt nos lleva hasta el turbio mundo artístico sueco en el que el robo de obras de arte y la prostitución masculina jugarán un papel muy importante en la trama.

En una fría mañana de invierno, aparece el cadáver de un hombre colgando de una de las puertas de la muralla de Visby, en la isla de Gotland. Se trata de Egon Wallin, un reputado galerista. Descartada la hipótesis del suicidio, el comisario Anders Knutas debe investigar en el mundo del arte, un ambiente elitista y mucho más opaco y complicado de lo que parece, para esclarecer este enigmático crimen.

Knutas no tarda en descubrir oscuros secretos del galerista y de su familia. La esposa del fallecido tenía un amante y en el desván de la casa familiar se encuentran diversos cuadros robados de conocidos artistas suecos. Pero no se trata del único secreto del difunto galerista. A espaldas de su mujer, Egon Wallin había hecho planes para empezar una nueva vida a solas.

Mientras Knutas investiga este extraño crimen, se comete uno de los mayores robos de la historia del país. Alguien se hace con el famoso cuadro El dandy moribundo del pintor sueco post-impresionista Nils von Dardel. ¿Qué relación hay entre la muerte del galerista y el misterioso robo?

El inspector Knutas se verá obligado a acelerar las investigaciones y para ello contará con la colaboración, no siempre deseada, de Johan Berg, un nervioso periodista.

Mari Jungstedt no defrauda en esta cuarta entrega y fiel a su forma de escribir, siempre con frases cortas, claras, concisas y sin artificios, nos relata una historia muy sueca. Me explico. El arte del asesino, como sus predecesores, es un libro en el que se nos cuenta la parte más oscura y escabrosa de la sociedad sueca, con innumerables secretos y giros al pasado que nos ayudarán a cuadrar el puzle y a dar con el asesino.

La novela es sencilla, aunque la historia sea más intrincada que en entregas anteriores, con capítulos cortos y muchos diálogos, otro sello inconfundible de la autora, que facilita una lectura rápida sin muchas complicaciones.

Ya os comenté en anteriores reseñas de esta autora que parte de su forma de escribir se debe a que Jungstedt es periodista y utiliza la forma de escribir de los plumillas, lenguaje cercano, claro y sencillo, para que todo el mundo entienda el texto. Sin artificios ni palabras técnicas excesivas, el escrito es lúcido, simple y, sobre todo, conciso lo que allana la lectura y la comprensión del texto.

La historia, a diferencia de otras entregas, como ya he dicho, es más compleja. Tiene un mayor número de personajes lo que supone más sospechosos y más subtramas a desentrañar. Eso la dota de una mayor profundidad respecto a sus antecesoras y también de más entretenimiento. Sigue siendo fiel a la estructura clásica de novela estilo nórdico lo que significa ‒al menos a mí es lo que me parece tras muchas, muchísimas lecturas de novela negra escandinava‒ más bien una novela de misterio o de suspense, pero en esta ocasión hay más oscuridad en ella y, además, debido al mundo en el que se desenvuelve la trama principal, el arte, aprenderemos mucho de arte sueco.

En definitiva, un libro entretenido, fácil de leer con el que pasar un buen rato.  Perfecto, además, para los amantes de la novela negra nórdica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s