Una pequeña parte de…

Hoy en ¿qué ves? ¿Qué imaginas? vamos a jugar a un juego diferente, pero muy divertido.

Cuando estudiaba periodismo, el profesor de fotografía (sí, en periodismo se estudia fotografía) nos mandó hacer un trabajo que consistía en sacar varias instantáneas de algo no mostrando exactamente qué era ese algo. Como jugar a las adivinanzas. Sacas una fotografía de una parte de ese algo y ya, después, el algo al completo.

Vamos a empezar entonces. Nos lo pasaremos bien.

Ahí va la primera foto del juego. ¿Qué veis?

F1

Verde.

Un árbol verde al lado de unas maderas. Parece que se vislumbran ventanas. Algunas están abiertas y otras, cerradas. ¿Qué será?

Se ve alambre de espino alrededor del árbol. Alambrera retorcida y vieja. ¿Protege a los de fuera de lo que hay dentro o es al revés?

Abramos el plano. ¿Qué veis ahora?

F2

Está claro que es una casa vieja, maltratada y abandonada.

Hay mucha madera, como si se tratara de una casa de montaña. ¿Será? También hay mucha vegetación sin cuidar. Fijaos en los árboles y, sobre todo, en la hiedra que crece por la pared libremente, engullendo casi la totalidad del lado derecho del edificio. Lleva tiempo desatendido. Años. Quizá décadas.

Da cosa, ¿verdad? No sé si es miedo, respeto o tristeza. Tal vez una mezcla de todo ello.

Vamos a alejarnos un poco.

F3

Ahora se ve con mayor claridad que la vegetación es la reina y señora de la parcela. Y la madera, a la que antes hacíamos referencia, está muy presente. Toda la parte superior de la casa es de madera. Está rancia, deslustrada, rota y ajada. Y la edificación es grande, muy grande. Una gran valla la rodea. También de madera. También vieja y deslucida.

¿Dónde estará? ¿Qué será? O mejor ¿qué fue?

Pudo ser una vivienda familiar o un asilo. Tal vez un manicomio. La imaginación es así. Le gusta jugar.

¿Y si fue una hermosa casa de veraneo frente al mar? ¿Puede ser? ¿Os lo imagináis? Tardes de verano sentados en su jardín disfrutando de la brisa marina, del sol tostando la piel y del hermoso sonido de las olas al romper cerca, muy cerca.

Cuesta imaginar algo así viendo su estado actual, pero confesaré que ésa es la realidad. Se trata de una vivienda abandonada en Laredo (Cantabria), en primera línea de playa. Tal cual. Primera línea.

Fijaos ahora en la siguiente fotografía.

F4

¿Veis un pino enorme detrás de una casa blanca? Pues ahí, en ese lugar, está la protagonista del juego de hoy. Una enorme construcción de hace décadas que se mantiene en pie, frente al mar, esperando, tal vez, que alguien, alguna vez, decida habitarla de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s