La madona de Notre-Dame (Alexis Ragougneau)

Título: La madona de Notre-Dame
Autor: Alexis Ragougneau
Siruela (2014)

Valoración:

valoración3

 

 

La madona de Notre DameLa madona de Notre-Dame es la primera novela de Alexis Ragougneau, actor y dramaturgo francés que se estrena como novelista con una obra policiaca ambientada en París. Durante muchos años trabajó como guía de la catedral de Notre-Dame, hecho que se nota en el libro ya que parece conocer bien todos los secretos y los curiosos personajes que la frecuentan a diario.

La novela comienza un día después de la fiesta de la Asunción, un 16 de agosto. Notre-Dame abre sus puertas como todos los días para recibir a los miles de visitantes que acuden en masa a visitarla. Frente a una de las estatuas de la Virgen, una joven de belleza deslumbrante e indumentaria poco adecuada para una catedral parece dedicar su entera concentración y devoción a la virtuosa imagen.

El sacristán y el supervisor no dejan de vigilarla pero hasta que una turista americana la empuja y su cuerpo se derrumba, no se percatan de que en realidad está muerta. El comandante Landard y el teniente Gombrowicz, junto con la fiscal adjunta Claire Kauffmann, son los encargados de llevar el caso, aunque el verdadero investigador será un sacerdote de la catedral, el padre Kern.

La autopsia revela que el sexo de la víctima ha sido sellado postmortem con cera de cirio para reconstruir su virginidad, lo que apunta a un asesino predicador. ¿Quién es la muchacha? ¿Quién cometió el crimen? ¿Fue uno de los fanáticos religiosos obsesionado con la Virgen? ¿Fue uno de los miembros del personal, o quizá una de las almas extraviadas que vaga cada día alrededor de la catedral?

La madona de Notre-Dame es una novela que empieza fuerte, con un asesinato de esos que te dejan impactado y que te animan a seguir leyendo. Es un comienzo muy bueno, pero a medida que la lectura avanza, el interés decae por una cierta vaguedad en la descripción de los personajes principales, que se quedan sólo perfilados, y una trama plana en demasía que sólo vuelve a ser enérgica en su resolución.

La novela de Ragougneau me ha recordado durante su lectura a las películas o series que a veces vemos sin más. Me explico. Las ves, te gustan y listo. Y creo que es porque le falta algo más de acción, de suspense y algún giro inesperado que sorprenda al lector y le haga querer leer a toda costa. Pero es precisamente esa sencillez la que la hace reseñable. En literatura, para destacar, a veces uno tiene que ser diferente y esa diferencia en La madona de Notre-Dame es la excesiva sencillez de sus personajes, trama y narración.

Se trata de una obra de fácil y rápida lectura, con diálogos sencillos y lenguaje limpio, que tiene suspense y misterio sin demasiadas complicaciones. La trama no es compleja y es fácil de seguir por lo que es ideal para leerla en periodo estival, entre baño y baño de mar o piscina. Es una lectura corta, amena y entretenida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s